Ver las cosas desde otra perspectiva

Hace un tiempo, decidí, o mejor dicho me pasó, que me alejé un poco del contexto facultativo. Solo iba al instituto de trabajo y preparaba mi tesis para recibirme. En ese tiempo, empecé a ver las cosas desde otra perspectiva.
Siempre pienso que se puede vivir la vida profesional o la carrera con gusto pero sin sarna. Si se lleva adentro como una pasión no hace falta ser un bicho de laboratorio y biblioteca todo el día siendo científico. Se lleva con un modo de vida. Como los anteojos que nos dan un marco por donde poder ver la vida.
Pero me empecé a dar cuenta que,para algunos, ser profesional implicaba una obligación moral o un deber que los acartonaba y les hacía sentir demasiados importantes e imprescindibles. “Vení a mi oficina” “biblioteca profesional”. Frases que en otro momento eran, “pasa por el gabinete” o “te regalo los apuntes”.
No tenemos que dejar que la carrera nos convierta en eso que siempre renegamos “que se cree ese que hay que pedirle turno”.

Los sentimientos se pueden demostrar de otra manera

Hace un tiempo hablaba con un amigo y me decía “Quiero estar con vos y tener relaciones para demostrarte cuanto te amo”. Ese, claro, dejo de ser amigo desde el momento que dijo “Te amo”.
Yo simplemente le respondí: “Hay miles de maneras de demostrar el amor sin tener sexo” y él no estuvo de acuerdo.
Se que el sexo es algo importante en las parejas y en la vida en general. Pero no siento que no pueda haber nada más allá de eso. Muchas veces me han cortado relaciones por no considerar ese tema importante o en el primer lugar. Creo, que si las parejas se basaran más en conquistarse, mirarse, entenderse, habría menos separaciones y más amor.
Muchas veces me han dicho, las parejas que basan su fortaleza en lo sexual, que se sienten vacías, faltos de contenido. Que todo muy bien en la cama, pero cuando se bajan no pueden convivir y se la pasan peleando.
A mi siempre me pareció, sexo o no de por medio, que hay que saber buscar y encontrar lo esencial más allá de lo carnal.

Los UF en Twitter

El otro día leía a un @ (así son los users en twitter) decir cosas feas sobre alguien que le había dado UF (unfollow-dejar de seguir) en Twitter. Parecía que estaba con bronca por esa acción y al pensar que este user no lo leía se liberó para decir lo que pensaba.
Esta situación me llevó a reflexionar.
Cuando escribimos en tw varios usamos un personaje para conseguir más followers o simplemenete al tuitear frente a extraños decimos las cosas de manera distinta. No somos 100% nosostros, nuestra esencia. Nos gusta y nos aumenta el ego cada vez que vemos como sube el contador de seguidores. Pensamos que agradamos a otros. Hay veces que también decidimos seguir a aquellos que nos siguen e interactuamos y nos encariñamo. Así es el cariño 2.0. Pero tal vez en nuestra cabeza pensamos “que boludo/a”. Y no nos animamos a degar de seguirlo solo por el hecho de que tal vez nos deje de seguir a nosotros y el contador baje.
Pero un día ese que nos parece un ganso, nos deja de seguir. Y ahí sentimos la bronca por lo que hizo. Pero a la vez nos liberamos y decimos: “era un salame”. Y no nos damos cuenta que el otro nos lee y lo lastimamos.
Por eso yo digo: Seguí a quien te guste leer y te haga reir y reflexionar. Escribí lo que te parezca sin importar que. Pero procurá no lastimar a nadie, simplemente decile “Te dejo de seguir porque no me gusta lo que escribís”
Si muchas veces no somos lo que leemos porque molestarnos.

Siempre parece que si, pero no

Siempre que miro fútbol tengo la misma sensación. Me acerco a la pantalla y digo “Esta vez ganamos y somos campeones”. Me pasó con River al comienzo del campeonato. Iba primero. Se salvaba de la promo y ahora esta en la B. Lo mismo me pasó con la selección. Que grande le ganó 3-0 a Costa Rica, ahora sale campeón” y estamos fuori de la Copa. Siempre parece que si, pero no.