No importa

No importa donde este él. No importa donde este ella.

Lo importante es que en alguna vez fueron ellos y quedaron marcados con la presencia el uno del otro.

Pasaron por la vida del otro y quedaron en la historia de cada uno.

Se conocieron y eso es para siempre.

Advertisements

Yo no lo voté

Desde el comienzo de la democracia en Argentina (1983), digo comienzo después de las dictaduras de la década del 70, se empezó a ver algo que se repite en cada elección: el síndrome “Yo no lo voté”.
Siempre en el país, se vivieron antinomias. Que son propias de la historia y no escapan a ningún hecho histórico. Cada lado tenía su valoración. Esta bien visto ser oficial, esta bien visto ser opositor, da vergüenza. Cuando asumió Alfonsín, era fácil estar a su favor, ya que era el presidente que venía a traer vientos de democracia. Aunque fue una sorpresa, porque se esperaba que gané un peronista. Después vino Menem. Mientras el gobernó, la mayoría parecía vivir una fiesta. “Deme dos” era la frase. Y reinaba el 1 a 1 y nos íbamos de vacaciones a Miami. Pero si uno pregunta a sus amigos,familiares y conocidos, nadie lo votó. Luego votamos a De la Rua. Que ganó con amplia mayoría, tan amplia que no seve, porque nadie lo votó. Y al final de un presidente transitivo, volvimos a votar y ganó el Kirchnerismo. Este partido continúa hasta la actualidad. Con una elección reciente donde la población la vató a Cristina pero esos votantes no sabemos donde estan.
Presidentes que son electos pero nadie se hace cargo. Y así vivimos en Argentina. Pobreza, desempleo, inflación, de la que nadie se hace cargo.
El día que nos empecemos a hacer cargo de algo, creo que ahí vamos a salir adelante.

¿Qué te gusta más?